Así son las cosas… o no

//, PNL/Así son las cosas… o no

Así son las cosas… o no

“Cuando hables, procura que tus palabras sean mejores que el silencio.”

Proverbio hindú

 

Parece ser que cada día que pasa, ennegrece más el horizonte. Los mensajes que recibimos por todos los canales, incluido nuestro canal interior, las expresiones que utilizamos, los rostros de la gente con la que nos cruzamos, enturbian la atmosfera contagiando irreversiblemente este humo quemado que parece ahogarnos sin piedad.

Motivación Girona DO_Sinergia

Supongo que os sonará apocalíptico mi entrada de hoy; que muchos de vosotros, en algún momento lo habéis pensado aunque con otras palabras. Aún así debo pediros, en total confianza, que rompáis las reglas i que interpretéis esta entrada en positivo.

Si bien hoy en día es complicado aislarse de los medios de comunicación, evitar entablar una relación i hacer “oídos sordos” a lo que está pasando, no nos exime de expresar i reconocer un sentimiento de miedo o falta de control, de falta de motivación. Aunque, ese privilegio (si así lo podemos catalogar), no es sinónimo de rendición, de esperar un milagro o de que alguien haga algo para mejorar nuestra situación. No significa que ese pensamiento forme parte de nosotros día a día. Tenemos altibajos. Sí pero, como bien dice la palabra, si son bajos también pueden ser altos.

Cuántas veces hemos oído y dicho: “Así son las cosas… ¡qué le vamos hacer!” o “Qué fácil es cuando lo tienes todo a tu alcance”. Decidme… ¿Conocéis a alguien que lo tenga todo a su alcance? ¿Qué disponga de todo lo que para él es importante con el que se pueda apoyar dónde y cuándo quiera? Alguien que disponga de dinero, fama, propiedades, tecnología, espacio… en la proporción justa para tirar de esos materiales en cualquier momento; y más aún, que sume la dosis exacta de amor, ternura, compasión, amistad, confianza, respeto, motivación, sinceridad, pasión, etc… Yo, sinceramente, no. Ese es el misterio y la razón por la que nos movemos; para conseguir aquello que queremos.Desarrollo Girona DO_Sinergia

A pesar de los avances, hemos construido una sociedad conducida por la negatividad y el pesimismo. Hemos construido una conciencia humana inconsciente del peso que tiene la palabra NO en nuestra manera de entender el mundo i en la interpretación que hacemos de él.

Desde pequeños asimilamos e incorporamos, como buenas, expresiones sumisas, limitantes i poco resolutivas, inculcando en nuestro pensamiento que “Es así” sin más, rendidos a esa aplastante afirmación sin posibilidad ni ganas de buscar otra solución; si es así… para que esforzarme…

Nuestro lenguaje se base en la utilización indiscriminada de formulas negativas, llegando al extremo de transformar expresiones positivas en negativas. Por ejemplo, cuando queremos demostrar a alguien que nos preocupamos por él y le decimos “No corras” vs “Ve despacio” o, cuando queremos hacer saber que lo entendemos diferente y decimos “No lo comparto” vs “Tengo otro punto de vista”… ¡y hay más! y posiblemente con un efecto más grave, fijaos:

“No lo hemos alcanzado” vs “Estamos más cerca de nuestros objetivos”

“No tengo inconveniente” vs “Estoy de acuerdo, hagámoslo”

“No te conformas con nada” vs “Me alegro y te apoyo en tu nuevo reto”

“No está en nuestras manos” vs “¿Qué podemos hacer nosotros?”

Son infinitas las expresiones, y lo más curioso es que forman parte de nosotros. Paradójicamente, reaccionamos mucho mejor a imputs positivos que negativos… Incoherente ¿verdad? Vivimos en un mundo con el 80% de las frases construidas con negación.

Concluyo esta reflexión, a la que espero os haya imbuido, con una frase:

“Nuestra vida es nuestro pensamiento.

Cuando un hombre cambia sus pensamientos hacia las cosas y las personas,

las personas y las cosas cambian.”. 

James Allen, escritor filosófico británico pionero en el movimiento de autoayuda

By | 2017-03-23T15:09:22+00:00 18 - 06 - 2012|Comunicación, PNL|0 Comments

Leave A Comment

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, entendemos que autoriza el uso de estas cookies